top of page
  • anivar1

Cómo la guerra en Ucrania podría afectar los centros de datos?


Impactos inmediatos en los centros de datos en Ucrania


Antes de la guerra, había más de 50 centros de datos en Ucrania y unos 40 proveedores de servicios de TI/centros de datos, casi todos empresas locales. Los más grandes fueron BeMobile, De Novo, NetAssist y Ante Mediam. La mayoría de las instalaciones estaban ubicadas en Kiev, pero había algunas instalaciones en otras parte del país, por ejemplo, en Kharkiv, Odesa, Mykolayiv y Lviv.


Sorprendentemente, gran parte de la conectividad celular y el acceso a Internet se han mantenido operativos en Ucrania, con evidencia de que algunos centros de datos también se han mantenido en funcionamiento. Hay informes de esfuerzos heroicos realizados por ingenieros de redes para reparar líneas caídas en áreas muy afectadas, mientras que los operadores de centros de datos y los clientes hicieron arreglos para respaldar datos y atender a clientes de otras partes de Ucrania, o incluso de países cercanos. Aún así, muchos centros de datos se han desconectado y el conflicto ha afectado drásticamente el tráfico de Internet en las áreas más afectadas.


Impactos globales


La guerra afectará a los centros de datos de todo el mundo. Ya ha habido algunos impactos en la red, con la conectividad a Internet afectada en Irán, por ejemplo, debido a cortes en un cable que atraviesa Ucrania desde Rusia hasta Irán. Los proveedores de telefonía móvil polacos y checos están trabajando para hacerse cargo de las operaciones de las redes móviles en Ucrania si el principal proveedor deja de funcionar.


Mientras tanto, Rusia está cada vez más aislada del resto del mundo y existe el riesgo de que el país termine con una red de Internet aislada. Proveedores de Internet como Comcast Corp. y Lumen Technologies Inc. dejaron de prestar servicio al país.


Los proveedores de la nube están bajo presión para dejar de atender a los clientes rusos, aunque Rusia es atendida principalmente por proveedores de la nube locales. Para los centros de datos rusos, la conectividad de la red podría ser un desafío, junto con la incertidumbre económica, como si los clientes podrán pagar sus facturas, y la incapacidad de acceder al capital.


Para los centros de datos en Europa, los impactos más severos probablemente vendrán en forma de mayores costos de energía. El principal gasto operativo de cualquier centro de datos es el costo de la energía, y los europeos, desde los consumidores hasta los proveedores de centros de datos, ya estaban lidiando con costos de energía más altos antes del conflicto en Ucrania. Los costos de energía han aumentado hasta un 200% en 2021 en toda Europa e incluso más en los países nórdicos.


Ya había escasez de gas natural a finales de 2021, y el precio de referencia en Europa subió de 20 € (22 dólares) por MWh a principios de 2021 a 180 € por MWh en diciembre. Los suministros de gas de Noruega fueron bajos debido a mantenimiento, China había aumentado sus compras de gas y los suministros de Rusia fueron más bajos de lo habitual. Además, la energía baja en carbono se vio afectada por cortes de energía nuclear, períodos de reparación no planificados y velocidades de viento más bajas.


El uso de combustibles fósiles en lugar de energías renovables también aumentó los costos de los permisos de carbono. Es probable que el conflicto en Ucrania interrumpa aún más el suministro de gas natural y petróleo, lo que aumentará la presión sobre los precios de la electricidad. Las interrupciones en el suministro de petróleo también podrían afectar los centros de datos en forma de mayores costos de diesel para los generadores de respaldo.


Además, los costos de construcción del centro de datos probablemente aumentarán debido a los mayores costos de energía, la mayor inflación y las interrupciones en el suministro de materiales que generalmente se producen en Rusia o Ucrania, como el mineral de hierro, el acero y el aluminio, que deberán obtenerse en otros lugares. Esto podría llevar a los proveedores a posponer las expansiones con la esperanza de que los costos finalmente bajen, lo que afectaría el suministro del centro de datos.


Otro problema de la cadena de suministro podría surgir de la falta de ciertos productos químicos que solo se encuentran en Rusia y Ucrania. El neón suministrado por Ucrania, así como el paladio y el C4F6 (hexafluorociclobuteno) suministrados por Rusia, se utilizan en la fabricación de chips, sensores y memorias informáticas. Es probable que el conflicto lleve a precios más altos para estos materiales y, potencialmente, a interrupciones en el suministro que podrían causar escasez de chips. Todo esto podría conducir a precios de la nube más altos en Europa y posiblemente en todo el mundo, lo que puede afectar los planes empresariales con respecto a cuánto subcontratar a la nube.


Preocupaciones de seguridad


El conflicto entre Rusia y Ucrania también genera preocupaciones de seguridad adicionales para los centros de datos. 451 Research publicó recientemente un informe que analiza lo que el conflicto podría implicar para la ciberseguridad. A nivel del centro de datos, esto significa que los operadores del centro de datos deberán fortalecer sus defensas contra el ransomware, los ataques distribuidos de denegación de servicio y otras vulnerabilidades. Incluso puede haber una necesidad de más seguridad física, como hemos visto que emplean los centros de datos de la Sociedad para las Telecomunicaciones Financieras Interbancarias Mundiales, con protección policial adicional en Suiza, aunque es probable que los ataques de seguridad cibernética sean más comunes que los ataques físicos reales.


La demanda del centro de datos a menudo aumenta en tiempos de interrupción


En general, durante los períodos de interrupción, tendemos a ver una mayor demanda de centros de datos alquilados especialmente diseñados, ya que las empresas actualizan los planes de recuperación ante desastres y buscan trasladar las cargas de trabajo principales a instalaciones más seguras y redundantes. Las empresas también tienden a acelerar el uso de la nube en tiempos de incertidumbre, ya que la nube pública permite a las empresas flexibilizar los recursos según sea necesario. Los proveedores de la nube, a su vez, a menudo responderán a un aumento repentino de la demanda arrendando espacio adicional en el centro de datos. En este caso, los impactos en la entrega de petróleo y gas natural también podrían acelerar los esfuerzos de transición a combustibles alternativos.


La sostenibilidad y la eficiencia ya se estaban convirtiendo en áreas clave en las que los centros de datos a gran escala tenían una ventaja sobre los centros de datos empresariales más pequeños y antiguos, y esto probablemente aumentará su atractivo. Como resultado de la guerra en Ucrania, esperamos ver un aumento en la demanda europea de centros de datos arrendados y nube, que pueden ofrecer hasta un 80 % más de eficiencia energética en comparación con los centros de datos empresariales.


Fuente: Este artículo fue publicado por S&P Global Market Intelligence

9 visualizaciones

Comments


bottom of page